Skip to content

Parashat Pesaj 1

Estaban ahí. Ellos, solo ellos.
Un alrededor completamente difícil.
Un futuro incierto, con la sola esperanza de que el día se transforme en noche y la noche se transforme en día.

Y de un momento a otro, el click.

El switch, el botoncito que se apreta y cambia la vida de un día para otro.

“Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”. dice Viktor Frankl en el 46 y 43 años más tarde pareciera que Galeano el libro de los abrazos resume y vuelve a poner sobre la mesa la idea diciendo que “Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos’”.

Ese switcher, ese botoncito cambio la vida de todos aquellos que vieron, y que fueron, que vimos y que somos testigos de las plagas que lo cambian todo.

El cambio, aparece en como usar el tiempo.

Allá, En Egipto, se apreta el botón que activa el valor del tiempo.
Acá, en el Hoy, también. 
Ahora, el tiempo es trascendente.

Las 9 Plagas golpearon fuerte a todo Egipto, Hombres, Mujeres, Niños, Hebreos, Egipcios.

La Sangre en el Nilo, Las Ranas, Los piojos, Animales Salvajes, Muerte del ganado, las ampollas en el cuerpo, el granizo, Las langostas y la Oscuridad Absoluta.

Las peores plagas del hoy, que nos pegan a todos y tan fuerte en este último tiempo.

El desempleo, la inseguridad, la pandemia, la injusticia, el hambre, el aprovechamiento, los vicios destructivos, la falta de agua potable en cientos de casas y la falta de educación en tantas otras.

Las 9 plagas del pasado y las del presente tienen mucho en comun, especialmente que no solo afecta a quien la produce sino a todo el que viva cerca.

El valor del tiempo se transforma en clave para todos ellos y todos nosotros. Al entender y conocer que no todo da lo mismo, que somos vulnerables a cientos de situaciones y momentos. Y es ahí donde comienza el desafío de tomar la decisión de que vamos a hacer con el.

La decima, peor y última de las plagas en Egipto, afecto solamente a los egipcios, cuando el faraón por última vez dice que no y los Israelitas hacen algo, salen a pintar los marcos de sus casas para que a ellos no los afecte.

La plaga del hoy, por desgracia, nos afecta a todos, no solo afecta a los mayores, ni a los jóvenes, ni al que tiene mucho, ni al que tiene poco.

Es verdad qué hay daños ya irremediables, pero si aunque sea por un ratito tomamos el mando y no somos indiferentes a las plagas de la actualidad, nos va a llevar menos tiempo volver a sanar.

Ojala, que podamos todos, como sociedad, ver que el botón del tiempo esta activado, y si nosotros lo usamos bien, vamos a estar mucho mejor.

Shabat Shalom para todos.
Sem. Brian Bruh

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Conocé nuestas propuestas

Sé parte de la Campaña Minián

El apoyo y el aporte de cada uno será imprescindible para seguir sintiéndonos cerca.
Dejanos tus datos y nos pondremos en contacto.

Conocé nuestro Anuario Digital 5782/2021

Entrevistas, notas, opinión, historias, experiencias, emociones, testimonios, buenos deseos, recuerdos y mucho más para leer y compartir.

×