Skip to content

Parashat Vaieshev

En parashat Vaieshev relatan la vida de Iosef durante su paso por la cárcel. Allí también, Iosef tuvo un lugar de privilegio y le encomendaron estar a cargo de los presos.

Cuando llegaron a la cárcel el copero y el panadero del faraón también estuvieron bajo la custodia de Iosef.

Un mañana Iosef los vio perturbados y les preguntó: ¿por qué vuestro semblante está tan malo hoy?

¿Por qué se interesó Iosef por estos dos desconocidos y por qué le llamó la atención? ¿Se puede tener buena cara en la cárcel?

Los místicos enseñan que es un precepto enorme intentar estar alegres, superar las tristezas y dejar de lado la amargura para estar sanos y fuertes.

Iosef representa el arquetipo de la alegría, quien logra ver júbilo y luz en la oscuridad  de la prisión. No se conformó con lograrlo solo, también se preocupó por la tristeza de los demás.

Enseñan nuestros maestros  que los verdaderos tzadikim son quienes no se alegran ellos solos, sino aquellos que eligen alegrarse con otros. Y Rabí Meir dice: aquél que se dedica al estudio de la Torá desinteresadamente es merecedor de varias cosas; más aún tal persona justifica la creación del mundo. Es llamado por las escrituras: amigo y amado. Él ama a Dios y a las personas. Se regocijan con él Dios y sus criaturas. Avot 6, 1

Por eso si queremos aprender algo de Iosef y ser un poco tzadikim, deberíamos preocuparnos cuando alguien esta triste, e intentar darle ánimo y alegrarlo.

¡Shabat Shalom!
Rabina Judy Nowominski

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Conocé nuestas propuestas

Sé parte de la Campaña Minián

El apoyo y el aporte de cada uno será imprescindible para seguir sintiéndonos cerca.
Dejanos tus datos y nos pondremos en contacto.

Conocé nuestro Anuario Digital 5782/2021

Entrevistas, notas, opinión, historias, experiencias, emociones, testimonios, buenos deseos, recuerdos y mucho más para leer y compartir.

×