Skip to content

Parashat Kedoshim

Vaykra 19:1-20:27

Nuestra Parasha comienza:”Y habló D´s a Moshe diciendo: Habla a toda la congragación de los hijos de Israel y les dirás: Santos seréis porque Santo soy Yo, El Eterno vuestro D´s” (Vaykra 19:1).

La primera pregunta que surge de la lectura de este versículo es, ¿Qué es esto de ser Santos?

Kedoshim normalmente se traduce como Santo, pero también podríamos entenderlo como separado para el bien. D´s nos distinguió de los demás pueblos, con la posibilidad de cumplir sus Mitzvot (preceptos).

Esto es lo que nos hace distintos del resto.

Desde la concepción de la naturaleza del ser humano no existe ninguna diferencia entre un judío y otro.

Un judío no es más inteligente, no es más rico, ni es más lindo. Somos TODOS EXACTAMENTE IGUALES. Solo que los judíos tenemos el compromiso de cumplir con las Mitzvot y es lo que nos hace DISTINTOS, NO MEJORES.

Es muy interesantes que hay muchas Mitzvot que hacemos que van acompañadas de una Braja (bendición)

Y decimos “asher kidishanu vemitzvotav”(que nos santificó con sus preceptos). Damos las gracias por poder convertir un acto natural para toda la humanidad, en uno Santo. El caso más común es el de la comida. Todos comemos, por qué lo necesitamos, pero además de eso los judíos convertimos al acto de comer en un momento Santo.

La Torah, nos señala una manera de actuar, nos aclara nuestros deberes y nos prescribe una manera correcta de pensar, todo esto es necesariamente una diferenciación de los demás pueblos, nos separa para el bien.

Esta separación para el bien debe llevarse a cabo en nuestras cualidades, en nuestros pensamientos y obviamente en nuestras acciónes.

Muy bien, pero todavía nos está faltando un detalle muy importante para poder llevar todo esto a cabo.

Y hay en el Talmud una historia que nos va a ayudar a comprender la manera.

Varios sabios proponen, su idea de klalgadolba-Toráh, (elgran principio de la Toráh).

Ben Azai dice que es este versículo “Este es el libro de las crónicasdel hombre: en un día Dios creó al hombre, lo hizo a la imagen de Dios” (Génesis 5:1). Ben Zoma dice que hay un principio más abarcador: “Oye, Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señores uno.”

Ben Nanas dice que hay un principio aún más amplio: “Ama a tú prójimo como a timismo.”

Ben Pazi dice que hay uno aún más superador: “La primera oveja será ofrecida a lamañana y

la segunda a la tarde.” (Éxodo 29:39) – o, como diríamos hoy en día, Shajarit, Minjá y

Maariv. En una palabra: “rutina”. El pasaje concluye: La ley sigue a Ben Pazi.

Aquí está la fórmula que nos acerca a esaKedusha que nos pide el pasuk, debemos hacer del cumplimiento de lasmitzvot una rutina diaria.

Estamos en una era de globalización y de integración constante, pero también necesitamos mantener nuestra identidad y más allá de las igualdades, los yehudim somos diferentes y no está mal, ser diferentes, “No soy mejor y tampoco peor que nadie, simplemente judío” como dice la canción de Fishi Hagadol, Koby Oz y compañía. (Ani Yehudi).

Es por eso mis queridos amigo está Parasha de Kedoshim nos está invitando no solo a cumplir cada vez más Mitzvotsino que también, a hacer de ellas un hábito. No tengamos miedo de ser distintos, no tengamos miedo de ser Yehudim. “Kedoshimtihu” Santos sereis.

Shabat shalom humeboraj.
Ari A. Alster

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Conocé nuestas propuestas

Sé parte de la Campaña Minián

El apoyo y el aporte de cada uno será imprescindible para seguir sintiéndonos cerca.
Dejanos tus datos y nos pondremos en contacto.

Conocé nuestro Anuario Digital 5782/2021

Entrevistas, notas, opinión, historias, experiencias, emociones, testimonios, buenos deseos, recuerdos y mucho más para leer y compartir.

×