Skip to content

Haftarat Behaloteja

En la Haftará de esta semana leemos al profeta Zejariah alentando a la gente de Judea a reconstruir el Templo que había sido destruido en 586 a. Zejariah profetizó hacia el final de los 70 años que separaron la destrucción del Primer Templo de la construcción del Segundo Templo.

Algunos se oponían a la reconstrucción y no tenían mucho interés en que esto sucediera.

En la sección final de la haftará, Zejariah recibe una visión de un “candelero todo de oro, con un cuenco encima. Las lámparas sobre él son siete en número y las lámparas sobre él tienen siete tubos y junto a él hay dos olivos, uno a la derecha del uno, y otro a su izquierda” (Zejariah 4:2). 

Zejariah no sabe lo que representa la menorá y pide una explicación. D´s ofrece una respuesta: “No con ejército, ni con fuerza, sino con mi espíritu, dice el D´s de los ejércitos de los cielos” (Zejariah 4:6).

La respuesta en una lectura literal parece que dice poco, pero los comentaristas la han interpretado como sí D´s dijera que a los que se oponen a construir un nuevo espacio no hay que presionarlos a través de la fuerza política. Porque esta segunda casa se construiría sobre una base de santidad y espiritualidad.

Las construcciones más sagradas de nuestra tradición no son a través de la fuerza física o presión, sino a través de la construcción del diálogo y la fuerza de la unidad humana.

Shabat Shalom!
Wally Liebhaber

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Conocé nuestas propuestas

Sé parte de la Campaña Minián

El apoyo y el aporte de cada uno será imprescindible para seguir sintiéndonos cerca.
Dejanos tus datos y nos pondremos en contacto.

Conocé nuestro Anuario Digital 5782/2021

Entrevistas, notas, opinión, historias, experiencias, emociones, testimonios, buenos deseos, recuerdos y mucho más para leer y compartir.

×