Parashat Behar-Bejukotai – Vaikra 25:1-27:34

 En Parashá, Parashá Levítico-Vayikrá, Sin categoría

En homenaje a las víctimas del accidente de Meiron, durante el festejo de Lag Baomer, del pasado jueves 29 de abril. Y como dijo el profeta Yshaiahu, “Najamu, najamu ami”, consuelo, consuelo a mi pueblo.

Esta semana nos encontramos, ,nuevamente en un Shabat con lectura doble y estamos culminando el libro de Vaikrá.

Lo primero que quiero, es que nos ubiquemos en el tiempo y en el lugar. Desde que leímos Parashá Itro (05/02) habíamos llegado a los pies de monte Sinai, y hasta este momento nunca nos movimos de ahí. Y en cuanto al tiempo recién transcurrieron dos años de la travesía desde la salida de Egipto, el verdadero viaje lo comenzaremos la próxima semana cuando arranquemos el libro de Bamidbar que nos relatará la travesía durante treinta y ocho años hasta que lleguemos a los pies del monte Nebo.

Behar nos va a mostrar como debemos cuidar la tierra y Bejukotai nos va a hablar de la fe. Como ya les comenté que con esta lectura estamos cerrando el tercer libro, en el comentario de hoy me voy a referir al mensaje que nos trae este último segmento.

Nuestro parashá comienza “Im bejukotai teleju”. Si caminaran en Mis decretos. Solo tres palabras para abrirnos una dimensión maravillosa de cuestiones que están por encima de nuestra razón. Es por eso que nos habla de jukim.

Para esta oportunidad, decidí sentarme en una mesa de café y tener una charla imaginaria con tres distintos Rabinos para que nos ayuden a entender este concepto de la “Fe”, el Rabi Najman de Breslev Z´L, el rabino Eliezer Shem Tov y no podía faltar el Rab Jonathan Sacks Z´L. Y es en ese orden que les vamos a dar la palabra.

Rabi Najman de Breslev nos comenta que no hay persona que no tenga fe en algo o en alguien. La fe se aplica a todo aquello que no conocemos o que no podemos entender. Cuando vemos una tabla aferrada a cuatro patas sabemos y entendemos que estamos hablando de una mesa, no creemos en una mesa, porque la conocemos.

El Rab Eliezer (ya entramos en confianza) nos completa el concepto diciéndonos, tener o no fe es una decisión personal y si se quiere la “Fe” se puede cultivar, la pregunta sería ¿Cómo?, para nosotros los judíos simplemente estudiando Torá.

Y para terminar el Rabai Sacks nos define “La Fe es la valentía de vivir con las preguntas, cuyas respuestas no conocemos”.

Volviendo a nuestro texto, nos quiere decir, entonces que avancemos en aquella dimensión que nos vincula con D´s que no está limitada por nuestra comprensión, sino que la trasciende.

Cuanto más fácil se hace poder explicar estos conceptos tan profundos con la ayuda de nuestros rabinos.

Por eso, mis queridos amigos, esta semana los invito a seguir transitando el camino de la vida, cultivando la fe y estudiando Torá como nos dice el Rabino Shem Tov, y sobre todo a no bajar los brazos cuando no tengamos las respuestas según el Rabino Sacks.

Nuestra comunidad nos brinda un montón de espacios para el estudio y la reflexión, nunca es tarde para comenzar y zambullirnos en el mundo del estudio. Ese es el gran legado que nos dejó Rabi Akiva, que empezó recién a estudiara los cuarenta años y termino siendo un erudito. Solo es cuestión de animarse, y descubrir que con el GPS que nos ofrece nuestra Torá, los caminos de la vida se tornan mucho más interesantes.

Solo de vos depende.“Im bejukotai teleju”.
Jazak, Jazak venijasek.

Shabat shalom.
Ari A. Alster

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!