Haftara Vaikrá – Yeshaiahu 43:21 44:23

 En Haftará, Haftará Levítico-Vayikrá

En el texto de nuestra Parasha leemos sobre formas de sacrificio público, que uno puede usar para mantener o renovar una relación de acercamiento con D´s. Ambas ideas se exploran en la Haftará, también tomado del libro de nuestro profeta Isaías.

Isaías entregó su profecía a pueblo que había sido exiliados de la Tierra de Israel y vivían en Babilonia. Después de 538 a. C., Ciro el Medo permitió que los exiliados regresaran a su tierra natal, pero muchos permanecieron en Babilonia. Varios capítulos del Libro de Isaías se centran en tratar de convencer a estas personas de que confíen en el poder de D´s y regresen a Sión.

En la profecía de Isaías, D´s habla al pueblo de Babilonia, reprendiéndolos alternativamente por abandonar su adoración y recordándoles que si se arrepienten, serán perdonados. El pueblo es castigado por no traer nunca a D´s ningún sacrificio, ni ofrendas por el pecado, ni holocaustos ni ofrendas.

Luego, D´s pasa a comparar la propia supremacía de D´s con la impotencia de los ídolos. En una extensa diatriba centrada específicamente en los ídolos de madera, D´s se pregunta cómo los judíos pueden usar la misma madera que usan para hacer fuego, hornear pan y asar carne para tallar ídolos. Está sorprendido por la ignorancia de las personas que podrían hacer un ídolo con la misma sustancia que también quemarían felizmente. Los ídolos son un fraude, dice Dios, y solo Dios, el creador de toda carne, puede redimir al pueblo y borrar sus transgresiones (44:20).

La haftará se cierra con una súplica apasionada para que el pueblo regrese a Dios, tanto literalmente a la tierra de Israel como figurativamente, en sus corazones y acciones. Cuando la gente regrese habrá mucho regocijo. “¡Griten de alegría, montañas, bosques con todos sus árboles! Porque el Señor ha redimido a Jacob, se ha glorificado a sí mismo por medio de Israel ”(44:23).

Los textos traducidos no hablan del Korban como holocausto o sacrificio, pero me parece que la palabra pierde el encanto y el sentido. Así que vamos a hablar de Korban, para aquellos que no saben Hebreo les cuento que Korban viene de la misma raíz que el verbo Lehakrib que es acercar. Yo me pregunto y les pregunto, ¿alguno cree en serio que el sacrificio de un animalito o la ofrenda de un cultivo son las acciones que realmente nos acercan a nuestro creador todo poderoso?

Hoy en día todos estos rituales fueron reemplazados por las plegarías, entonces deberíamos reformular la pregunta, ¿Acaso creen que el aferrarnos a un Sidur (libro de rezo) las tres veces que está estipulado es lo que nos acerca a Kadosh Baruju?

Imagino que cada uno tendrá su propia respuesta, pero esta claro que soy yo el que debe plasmar esta respuesta.

Mi pensar dice que definitivamente “NO”. Las plegarías hoy en día o los korbanot en el pasado son la forma en que nosotros reconocemos a D´s como nuestro creador. Pero lo único que logra ese acercamiento, es todo aquello que nosotros hacemos justo en el momento que no rezamos. Cada acto que nosotros realizamos en nuestra vida diaria conforme a nuestro GPS llamado Torá es lo que definitivamente nos logra acercar a D´s.

Es por eso mis queridos amigos, que los invito a que todos sigan rezando y demostrando su emuna (fe). Pero sobre todo los invito a acercarse al Creador en cada acción que realizamos en la calle, en casa, en el trabajo, en el club o en el ámbito que sea. Y solo así podremos acercarnos a la fuerza creadora que nos llena de vida plena llamada D´s. Amén.

Shabat Shalom Humeboraj.
Ari A. Alster

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!