Parashat Shemot – Shemot 1:1-6:1

 En Parashá, Parashá Éxodo-Shemot

Quiero dedicarle estas palabras a nuestro Jasid, Hilel ben Obadia Misrahi Z´L uno de los integrantes de nuestro Sanedrin, como le decíamos, cada Shabat cuando subía a la Torá, siempre te llevaremos en el corazón.

Hoy, estamos comenzando el segundo libro de nuestra Torá. Acabamos de terminar Bereshit, un libro que desde el principio y hasta el final nos relata conflictos familiares. A partir de este momento seremos testigos de como empieza a formarse un pueblo.

Como en cada Parashá, la Torá nos propone distintos temas para poder abordar. Antes de sentarme a estudiar para poder armar este comentario, tenía una idea que venía elaborando, pero al meterme de lleno con el contenido de esta Parashá, la inspiración me llevo para un lado completamente distinto.

Me voy a ir al tercer capítulo: Moshé está pastando las ovejas de su suegro. Cuando en la búsqueda de uno de los borreguitos que se había apartado del resto, termina subiendo a la montaña, donde se produce ese gran primer encuentro con la divinidad. Entonces, lo tenemos a Moshé, el pastor de Midian, hasta este momento delante de la Zarza ardiente que no se consumía.

En esta oportunidad, les pedí ayuda a dos grandes maestros a los que muchas veces consulto, Rabi Sacks Z´L y el Rebe Najman de Breslev Z´L.

Entonces, Moshé se encuentra muy sorprendido delante de este arbusto ardiente, que no se extinguía y se está enterando que le asignaron una “Misión”, cuestión que no estaba programada en su agenda, al parecer va a tener que reprogramar sus compromisos.

Aquí, en este momento, les está preguntado a Kadosh Baruju, nada más y nada menos, cómo hacer para que el pueblo le preste atención a su mensaje. Moshé le dice: “El D´s de vuestros padres me ha enviado a ustedes para liberarlos de la esclavitud y ellos me preguntarán ¿Cuál es su nombre?, ¿Qué debo decirles?”.

¿Cómo responde D´s? Aquí esta lo maravilloso, toda la argumentación de Kadosh Baruju tiene solo tres palabras “ehyeh asher ehyeh” (3:14).

Rabi Sacks nos propone una traducción libre: “Yo seré lo que, como y donde seré”. Lo interesante es el tiempo futuro de la frase, y además nos habla no solo del tiempo sino también del espacio. Significa que D´s esta dispuesto a entrar en la historia y modificarla. D´s le da a entender que no había ninguna forma en la que él y ninguna persona pudieran saber de antemano lo que el estaba dispuesto a hacer. ¡Menuda tarea!

Yo, en mi vida secular, soy un hombre de ventas, y tengo una teoría. ‘Para que un vendedor pueda vender una mercadería o un servicio es fundamental que primero lo compre’ (metafóricamente hablando). Moshé debía comprar el concepto de la “FE” en algo que no se ve, ni se toca. Y luego, debía vendérselo a un pueblo que estaba esclavizado, casi nada.

Pero ¿Qué es la FE?

Según nos explica Rabi Najman, la FE se aplica a todo aquello que no conocemos o no podemos comprender. El Rebe nos enseña que es una gran mitzvá aguzar el intelecto y la razón para entender con claridad aquellas cosas que D´s permitió, que la mente humana tuviese capacidad de comprender, pero para aquello que no, debemos apoyarnos en la FE.

Y como tenemos la posibilidad de juntar a grandes maestros del pensamiento Judío en cuestión de fe, Rabi Sacks le da una vuelta de rosca al concepto, y nos dice algo extraordinario “La FE es soportar vivir, con todas aquellas preguntas que nos quedan sin responder”.

Es por eso, mis queridos amigos, que en este Shabat Shemot y en el principio de este año 2021, los invito a comprar la “FE” que Moshé Rabeinu nos está proponiendo para poder lograr esa liberación, tan deseada. Y, como nos enseña Rabi Najman, pongamos todo el esfuerzo para comprender todo lo que esta a nuestro alcance y al final si hay algo que no pudimos deducir, tengamos la grandeza para poder vivir con aquello a lo que no encontramos respuesta, como nos plantea Rabi Sacks.

Shabat shalom humeboraj.
Ari A. Alster

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!