Haftarat Jaiei Sara – Melajim 1 1-31

 En Haftará, Haftará Génesis-Bereshit

Es muy interesante el mensaje de nuestra Haftara de esta semana y para poder entenderlo bien, no podemos separarlo del mensaje de la Parasha. No por sus coincidencias sino en sus diferencias. El tema central de las dos gira en torno a la sucesión. Hasta aquí las coincidencias, está claro que cuando J´azal decidieron cual debía ser la Haftará para esta semana, claramente quisieron darnos un mensaje por contraposición, veamos entonces las diferencias.

Por un lado, tenemos a Eliezer y a Itzjak buscando una nueva matriarca para el pueblo Judío, conocían claramente el legado de Abraham y sobre todo había un mensaje muy claro basada en valores y en el camino marcado por la unicidad de D´os.La voluntad de Abraham era primordial, pues aquellos que estaban más cerca de él sabían que hablaba en nombre de D´os.

Muy bien veamos ahora que le sucede al Rey David ya en el final de sus días que necesita encontrar un heredero para la continuidad de su dinastía, pero aquí nos encontramos que aquí hay otros factores que entran en juego. Ahora nos encontramos frente a una Nación prospera, donde hay riquezas, poder e influencias, entonces todo cambia, lo primero es que antes de empezar a buscar ya hay varios anotados y no solo eso sino que cada uno de los candidatos ya tiene sus argumentos de por qué “el” y no los otros.

En este vertiginoso siglo XXl, las costumbres de esta nueva sociedad nos incitan a creer que para sentirnos personas exitosas debemos convertirnos en acumuladores compulsivos de bienes y riquezas. La sociedad nos invita a creer que las personas exitosas en la vida son aquellas que han acumulado dinero y propiedades y lo más inquietante es que llegamos a pensar que estamos “obligados” a garantizar el porvenir económico de las futuras generaciones que nos sucedan.

Pero lamento decirles que tanto la Torah como los Jajamim, más adelante nos muestran que el éxito a lo largo de nuestras vidas va por un camino muy, pero muy distinto.

En Pirkei Avot, que muchos traducen como el tratado de los principios, los Jajamim nos dicen en el segundo capítulo mishna 7 “A más bienes, más problemas” y la combinación de esta Parasha, sumada a la Haftara también nos muestran que el objetivo que tenemos como padres va por otro lado completamente distinto. Deberíamos entender que los primordial es transmitir valores éticos y morales que nos encaminen a ser mejores personas, y como consecuencia de este instructivo evitaríamos los conflictos y los celos a la hora de dejar un legado.

Por eso mis queridos amigos los invito en este Shabat de Jaie Sarah a que repensemos que es lo que estamos haciendo cada uno de nosotros con el porvenir de nuestras futuras generaciones. Desde ya que les augurio éxito material en todo lo que emprendan en su vida profesional o laboral, pero siempre tengamos en cuenta que para poder garantizar la prosperidad de nuestras familias lo más importante es que transmitamos estos VALORES que Abraham Avinu nos enseñan junto a Sarah nos enseñan en la Parasha de hoy, y que los Jajamim nos muestran en las escrituras posteriores.

Shabat Shalom.
Ari Alster

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!