Haftarat Lej Lejá – Yshaiau 40:27-41:16

 En Haftará, Haftará Génesis-Bereshit

Abraham Avinu es conocido como Ha-Ivrí – el Hebreo, lo que significa ‘el que cruza’. El cruzó de ser un adorador de ídolos a servir a un D´os único e intangible. Y aún si el resto del mundo está en el otro lado, el Hebreo – el que cruza – se para y dice “Paren de adorar sus ídolos

Ídolos de piedra, dinero, y poderes mundanos, y sepan que D´os es el único”. La tarea del Pueblo Judío ha sido siempre transmitir este mensaje al mundo. El profeta Yshaiau alienta a Israel a perseverar tanto a instancias de su propio fracaso y exilio, como en la resistencia y apatía del resto de las naciones.

“D´os ha prometido que finalmente ellos deberán prevalecer, porque, aunque el Pueblo Judío puede parecer como un gusano en su insignificancia y falta de poder, ellos van a conquistar a esos que ahora parecen invencibles.”

Con esta idea el profeta cierra nuestra Haftará de Lej Leja, entonces me pongo a pensar cuantos años y cuantas cosas han sucedido desde que ese Ivrí tomo la decisión de cruzar del otro lado desafiando toda esa idolatría que lo rodeaba, y con la que había crecido. Claro que el verdadero crecimiento de Abraham fue darse cuenta, de que no se podía apoyar en figuras de Piedra, metal o cual material se les ocurra que había algo superior que trascendía todo lo material y tangible.

Es interesante cuanto valor tienen las advertencias de nuestro profeta, después de tantísimos años, cuando somos invitados a sucumbir tanto por el asedio de aquellos que se quedaron del otro lado; como consecuencia de nuestras propias debilidades que nos hacen dudar continuamente de cuál es el camino correcto.

Está claro que la vida es una búsqueda constante a esos interrogantes que no logramos terminar de entender, en el mejor de los casos. Muchas veces ni si quiera empezamos. Lo que sí es importante es que esa búsqueda que lo llevo a nuestro patriarca Abraham a pasar del otro lado fue posible gracias a la misma energía Divina que hoy en este 5781 que acaba comenzar, nos reconforta, tal como nos predica Yshaiaú.

En esa búsqueda constante a la que me refería hace instantes, me hace pensar cuánta razón tiene RabiTarfón sabio de laMishna cuando nos dice “No estas obligado a acabar con el trabajo; pero tampoco eres libre para abandonarlo” Avot 2:16. (una de mis preferidas)

Es por eso mis queridos amigos que en este Shabat de Lej Leja los invito a no dejar de buscar todas esas respuestas que todavía nos inquietan. Tanto si sentimos que nos estamos quedando sin fuerzas, como si hay quien nos quiere impedir a la fuerza que dejemos, el camino que nuestro Patriarca Abraham Avinu comenzó, al abandonar la idolatría de Ur Kasdin.

Y si sentís que todavía no pudiste cruzar del otro lado, este es el Shabat más indicado para comenzar.

Shabat Shalom.
Ari A. Alster

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!