Parashat Sheminí Atzeret

 En Parashá, Parashá Deuteronomio-Devarim, Parashá Números-Bamidbar

Hemos vivido un año completamente extraño, diferente, con cientos de puertas que se han cerrado pero miles que se han abierto. La posibilidad gracias a la imposibilidad, la cercanía mediante la lejanía y, mi preferida, la enorme ventana que abrió la cortina para mostrar hacia afuera el hermoso y difícil arte de vivir el Judaísmo en manos de la poesía y la canción, como bien sabemos hacer.

La regla número uno del no uso de la tecnología dada vuelta para ser aplicada en cada instante de Tefila, conexión e introspección transformando nuestros hogares en grandes templos.

“No hacia falta ni ir a Amijai, ni a Vidal, ni a Olleros, Dios estaba en el Living”, dijo Ale Avruj en alguna de las cientos de charlas que compartimos este año pensando y repensando de que forma llevar la sensación y emoción de gritar el Shema Israel al final de Neila.

¿Fue lo mismo? Claro que no, Pero lo disfrutamos y nos sentimos con la Comunidad llena de miradas y lagrimas. Encontramos desde una forma distinta la posibilidad de conectarnos con vos, con Dios y con nosotros mismos estando en el sillón.

Imagino fue difícil vivir las fiestas desde casa, al igual que el enorme desafío de dirigir la tefila para cientos y cientos de sillas vacías, imaginando a cada uno desde su casa, cerca.

De eso se trata la Fiesta que el Sábado al atardecer vamos a celebrar. De volver a empezar, de leer los mismos textos, pero desde nuevas formas y modalidades. Cerrar la lectura para inmediatamente volver a comenzar. Esa es la magia que nuestro libro lleva dentro. La magia de nunca estar en la biblioteca como uno mas.

“Elu ve Elu dibrei Elohim Jaim” “Estas y Estas son palabras del Dios de la vida”

No hay una sola forma ni existe una sola melodía y será por eso que la frase termina mencionando al Dios de la vida, el que no busca un ritual ni una sola manera de encontrarlo sino el que busca a partir de la vida y melodías de cada uno, ser encontrado en cada amanecer.

“Estudiar, Enseñar y ser zapateros” dice mi amigo y Rab. Mario Rojzman.
No hace falta decir quien es y quien no es, quizás sea mejor decir quien soy y quien no soy.

Familia Amijai,
Que en esta semana de alegría llena de Torá, podamos redescubrirnos a nosotros mismos, hacer cosas nuevas, tener momentos nuevos y diferentes, regalarnos instantes que venimos postergando para una vez mas, volver a comenzar.

Shabat Shalom para todos, Jag Sameaj.
Sem. Brian Bruh

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!