Parashat Rosh Hashana – Génesis 21 1:34

 En Parashá, Parashá Génesis-Bereshit

Primera mañana Rosh Hashana

En esta mañana de Rosh Hashana conmemoramos el nacimiento del mundo, justo en el momento de la creación del “Hombre”. Lo más lógico es, que leyéramos algo que se relacione, con Adam y Eva. Sin embargo, nuestros sabios definieron que en esta ocasión leamos el capítulo 21 de Breishit, que nos relata del nacimiento del patriarca Itzjak.

En estos pocos versículos, hay muchos temas para poder abordar.Para esta ocasión elegí dos para poder compartir con ustedes en este Rosh Hashana tan particular.

Los seres humanos tenemos la costumbre de buscar una explicación para todo, y nos basamos en supuestos alineados con nuestra lógica. De acuerdo con estos parámetros esta mañana, deberíamos estar sentados en nuestros sitiales como cada año y los templos de todo el mundo, deberían estar repletos de gente, como es normal para Iamim Noraim. Pero sin embargo no fue así, estamos confinados cada uno en su casa tratándonos de ver cómo nos logramos conectar, con este especial momento.

Situación a la que nunca hubiésemos llegado, respetando los patrones de nuestro razonamiento habitual. Veamos que nos propone la Torah para esta ocasión.

Lo primero que podemos leer es “Amonaipakad et Sarah”(Genesis 21:1) D´s recordó a Sarah, y la bendijo con un hijo a los 90 años, recordemos que nuestra matriarca era estéril. Resultado que ya parecía imposible y cuando Sarah ya ni lo pensaba, obviamente lo deseaba y lo había pedido en muchos momentos a lo largo de su vida.

Aquí la Torah nos muestra que todos nuestros pedidos y suplicas son escuchados por Hakadosh Baruju. Lo que sucede, es que las respuestas no llegan en el momento que a nosotros nos gustaría, y muchas veces esas respuestas no son exactamente los que nosotros esperábamos. Finalmente llega Itzjak que le da la continuidad al proyecto de Abraham. Gracias a esto es que hoy estamos todos nosotros comenzando el año 5781.

En segundo lugar, podemos ver que, el nombre de Itzjak deriva de Tzjok que es risa. Los comentaristas nos dicen que el nombre no viene por la risa sarcástica de Sarah cuando los invitados de Abraham le comunicaron que iba a dar a luz a un hijo. Sino de la risa alegre de Abraham, que era genuina por haber llegado a ese momento y reconocer que nada de todo lo hecho fue en vano.

En este Rosh Hashana tan particular, el que nunca hubiésemos pensado que llegaríamos a vivirlo de este modo. Ahora podemos entender que hay algo superior a nuestro entendimiento, que maneja este mundo más allá de nuestra lógica. Es por eso mis queridos amigos que los invito a que sigan pidiendo todo lo que desean. Solo que sepan que muchas veces deben esperar, más de lo que les hubiese gustado. Y mientras aguardamos esa respuesta tan añorada, vivamos la vida a pleno con toda la alegría, ya que la risa que es el remedio para tantas dificultades.   Tal como decía en el anillo del rey Shlomo “Esto también pasará”.

Shana Tova Humetuka
Gmar jatima tova.
Shabat Shalom.
Ari A. Alster

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!