Haftarat Tazría Metzora

 En Haftará, Haftará Levítico-Vayikrá

En la Haftará de esta semana, leemos la sección de Reyes II (4:42 – 5:19 / 7:3 – 20), el relato pasa por varios temas diferentes, pero uno de ellos es: qué hacían con la gente con “lepra”. Leyéndolo, me costaba demasiado no comprar con la realidad que nos toca vivir. Porque el procedimiento era separar a la gente, tenían un tratamiento y cuando estaban “Ok” volvían a casa. Hay mucha relación entre la Haftará y la Parashá esta semana. La lepra era la enfermedad de la piel cuyo diagnóstico y purificación forman el corazón de estos textos, era un castigo por el Lashon Hara, el mal habla, y la palabra metzora, para quien sufre la enfermedad, era, decían, un abreviación de la frase “Motzi Shem Ra”, quien habla calumnias. Por eso debemos de cuidar lo que decimos.

El judaísmo es una tradición que valora las palabras y silencios, de hablar y escuchar, comunicando y atendiendo. Nuestros textos nos relatan que D´s creó el universo con palabras – “Y dijo… y había” – y creamos el universo social con palabras, con las promesas con las que nos obligamos a cumplir nuestras obligaciones con los demás. La revelación de Dios en el Sinaí fue de palabras – “Oísteis el sonido de las palabras, pero no visteis la forma; sólo había una Voz” (Deut. 4:12). Una de las mitzvot más destacadas es recitar el “Shema Israel”, “Escucha, Israel”. Porque D´s es invisible, no tenemos ni hacemos iconos. Nosotros no podemos ver a D´s; no podemos oler a D´s; no podemos tocar a D´s; no podemos saborear a D´s. Todo lo que podemos hacer es escuchar con la esperanza de escuchar a D´s.
Escuchar es un arte divino.

¡Shabat Shalom!
Wally Liebhaber

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

No legible? Cambiar texto. captcha txt

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!