Parashat Devarim – Shabat Jazón – Clara Visión

 En Parashá, Parashá Deuteronomio-Devarim

Este shabat lleva el nombre “Jazon”, el shabat de la Visión.

Tres líderes esta semana se conectan a través de tres textos diferentes y tres épocas distintas para fusionar una misma idea que habla de valor, responsabilidad, reflexión, pausa y madurez.

Parashat Devarim, siempre es leída el Shabat previo a Tishá BeAv, aniversario –entre otras cosas- de la destrucción de los dos Templos de Ierushalaim. En este último libro, Moshe relata tanto la historia como la legislación de los tres libros anteriores.

Leemos también la Haftará del profeta Isaías, la cual nos relata la profecía que tuvo sobre una Ierushalaim corrompida, presagiando lo que sería 100 años después de su muerte, la destrucción del primer Beit Hamikash (586 a.e.c).

Este domingo, en el circuito de Av entenderemos algunas ideas que trae Meguilat Eijá (Libro de las lamentaciones) atribuido al profeta Jeremías, el cual relata vívidamente las sangrientas consecuencias de la destrucción del Primer Templo de Jerusalén.

Allí en donde la destrucción, o el final de una etapa, era lo único que algunos podían ver, otros pudieron mirar un poco más allá.

Estos tres líderes se hicieron una pregunta a sí mismos; EIJÁ. Una forma poética en hebreo bíblico de la palabra EIJ, que significa ¿Cómo?, ¿Cómo pudo suceder?, ¿Cómo puede ser?.

El primer Eijá, tiene lugar en el desierto, a las puertas de la conquista de la Tierra de Canaán. Moshe se pregunta, cómo EIJA, puedo soportar yo solo la carga de todo un pueblo.

La segunda vez, en nuestra Haftara, el profeta puede predecir que el pueblo ha fracasado en su misión de construir una sociedad justa, con valores éticos y morales y se pregunta ¿Cómo es posible llegar a una cosa así?.

El tercer Eijá el lamento de Jeremías, aparece cuando la destrucción es un hecho y la catástrofe está sucediendo frente a sus ojos.

Cada líder pudo en su tiempo, reflexionar sobre su presente y preguntarse asimismo, ¿De qué manera llegamos a esta situación? ¿Qué hizo qué las cosas se dieran así? ¿Qué podemos hacer diferente para esto no suceda nuevamente? ¿Qué puedo cambiar en mi, para generar un cambio en los demás?.

Si bien el día de Tishá BeAv marca el inicio de la tragedia, también marca el inicio de la esperanza, valor que nuestro pueblo lleva como bandera. Asi como tambien el comienzo de los sueños que siempre fueron en búsqueda de un futuro todavía mejor.

En los momentos trágicos de nuestras vidas, justo cuando creemos que no hay solución para aquello que nos está destruyendo; ese puede ser el mejor momento para reflexionar sobre lo que sucede a nuestro alrededor. No creyendo en soluciones inmediatas, sino entendiendo que se comienza por una simple pregunta EIJÁ.

“Al final todo va a estar bien, si todavia no lo está es que no es el final”
John Lennon

Matías Bomse
Departamento Rabínico
matib@amijai.org

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

No legible? Cambiar texto. captcha txt

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!