Pesaj VIII – Ajaron Shel Pesaj – Último día de Pesaj

 En Parashá, Parashá Éxodo-Shemot

Ya está terminando Pesaj, salimos de la esclavitud. En el Seder relatamos cómo Di-s nos sacó de Egipto con Mano Fuerte y Brazo Extendido. Ya hablamos de las plagas, y especialmente de la última, donde Di-s nos pide que tomemos un cabrito, lo guardemos por 4 días y el día de luna llena lo sacrifiquemos y marquemos nuestras casas con su sangre para declarar que queremos ser libres.

La historia parece terminar con un Moisés cumpliendo su misión de sacar a su pueblo de la esclavitud, tal como Di-s se lo había prometido a Abraham muchos años atrás.

Pero en el último día de Pesaj recordamos algo más. Después de 6 días de caminar por el desierto se encuentran con un mar delante de ellos que no los dejaba pasar, y atrás tenían al ejército Egipcio persiguiéndolos.

El pueblo comenzó a discutir y había 4 opiniones diferentes:

Un grupo dijo: Volvamos a ser esclavos, tuvimos una semana de vacaciones y llegamos hasta acá, no tiene sentido morir en el desierto.

Un segundo grupo dijo: No queremos ser esclavos, luchemos contra los egipcios como hombres libres.

Un tercer grupo dijo: Es imposible que le ganemos a los egipcios, pero tampoco podemos volver a ser esclavos; tirémonos al mar y terminemos con esta historia.

Un cuarto grupo dijo: Tenemos a di-s, recémosle para que nos saque de este problema.

La respuesta de Di-s a Moisés fue clara: “Por qué me lloran a mí? Háblales a los hijos de Israel y que avancen”. Recién cuando decidieron avanzar fue cuando se abrió el Mar y cruzaron por lo seco. Nuevamente vemos la ayuda de di-s pero solo cuando los hombres deciden hacerlo. Un gran golfista decía, “Si, tengo mucha suerte.  Pero cuanto más entreno más suerte tengo”.

No depende todo de nosotros, necesitamos y tenemos que agradecer la ayuda de Di-s, pero dar el primer paso si depende de nosotros.

A través de la historia el pueblo judío tuvo que cruzar muchos mares que parecían imposibles. La semana que viene recordamos el día de la Shoah, uno de los mares más duros que tuvimos que cruzar como pueblo. Se eligió recordarlo en ese día no porque terminó el exterminio sino en recuerdo del levantamiento del Gueto de Varsovia, cuando un grupo de jóvenes decidió revelarse y pasar a la historia como un ejemplo de determinación y valentía.

Di-s ya nos había sacado de Egipto, ya había hecho milagros.  Pero al partir el mar y hacernos cruzarlo por lo seco rodeado de 2 paredes de agua nos quiere transmitir que los milagros SI existen.  No nos tenemos que conformar siempre con las cosas como son. Tenemos que salir de las soluciones conocidas y confiar que sí podemos cambiar las cosas que no nos gustan. Aunque para ello tengamos que partir un mar.

El mensaje de este ultimo día de Pesaj es que confiemos en nosotros, si tenemos un objetivo claro y nos comprometemos con él, seguramente vamos a tener la ayuda de Di-s.

La libertad no es la ausencia de compromiso, sino la capacidad de escoger y comprometernos con los que es mejor para cada uno de nosotros (Paulo Cohelo)

Shabat Shalom
Fabian David Holcman

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

No legible? Cambiar texto. captcha txt

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!