Haftarat Shemini – Shabat Pará – Exequiel 36:16-38

 En Haftará, Haftará Levítico-Vayikrá

Reconforta el espíritu en estos tiempos de renovados actos judeofóbicos y antisionistas (en verdad antiisraelíes) en varios países de Europa, por ej Hungría, Alemania, Francia y hasta Inglaterra, leer la prédica de este Profeta que vivió y profetizó hace 2500 años…36: “ y habrán de saber los pueblos, los que permanezcan en vuestro derredor, que Yo A’d he reconstruído las ciudades destruídas, he plantado la tierra asolada, Yo soy A’d he hablado y he obrado.”

Profeta de agitada vida tanto en Jerusalem como en el exilio babilónico, después que se cumpliera su vaticinio sobre la destrucción del Beit Hamikdash, por culpa de las decadentes costumbres introducidas desde los pueblos vecinos al reino de Judea, el culto a dioses paganos y sacrificios humanos.

Israel estaba devastado. El Primer Templo destruído. Ezequiel sabía que los hebreos se habían alejado de D’s, incurriendo en la profanación de su nombre (hilul hashem).

En Babilonia transcurrió la segunda etapa de profecías de Ezequiel, predicando siempre la Teshuvá y el Tikún (regreso y reparación de las transgresiones cometidas). Cómo pudo el pueblo hebreo, viviendo exiliado en Babilonia y rodeado de idólatras hacer Teshuvá y Tikún? Cómo pudo esa gente, tan desconectada de D’s, santificar Su nombre (kidush Hashem)?

Ezequiel predijo la purificación del pueblo, la expiación de sus pecados de la misma forma que lo hacen las personas de acuerdo con la Torá, por medio de una conducta honesta y pensamientos nobles. Por esta vía comenzaría el Retorno de Israel a la Tierra Prometida y se recuperaría la protección divina, porque se había generalizado la falsa creencia que A’d no redimiría nunca a Su pueblo.

Pero no todo es amenazador y trágico en Ezequiel. Así leemos en el versículo 22 que una vez realizados a conciencia la Teshuvá y el Tikún…” Y os tomaré a vosotros entre los pueblos y …os reuniré a vosotros…y os traeré Yo a vosotros a vuestra Tierra.” Y en otro momento de sus profecías, tuvo la extraordinaria visión de “ Maaseh Mercavah ( la carroza celestial) que sirvió como una de las bases del misticismo talmúdico y cabalístico.

Ezequiel vivió en el siglo VI a.e.c., pertenecía a una familia de cohanim y lo llamaban Ben Adam ( hijo de hombre: mortal) para desvirtuar sus posibles poderes divinos, que de mala fe le fueron atribuídos. Fue deportado a Babilonia después de la destrucción del Templo y murió en el exilio.

Shabat Shalom
Enrique Dardik

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

No legible? Cambiar texto. captcha txt

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!