Parashat Trumá – ¿Qué ves?

 En Parashá, Parashá Éxodo-Shemot

‘Divididos’ es un grupo de rock nacional fundado en 1988 por Ricardo Mollo y Diego Arnedo, ambos exintegrantes del grupo SUMO. En 1993 componen una canción, bastante conocida, llamada ‘¿Qué ves?’. La letra en su estribillo dice “¿Qué ves? ¿Qué ves cuando me ves?”. Básicamente se pregunta qué vemos, al parecer, cuando tenemos algo frente a nosotros. Si pregunta tanto, entonces no siempre debe ser fácil distinguir lo que vemos.

Esta semana leemos parashá “Trumá”, vamos con los puntos que más nos interesan de este episodio:
D´s le dice al pueblo de Israel: “Harán ellos, en Mi Nombre, un santuario y Yo residiré entre ellos” (Shemot 25:8). Aclara que todos tienen que participar de esta construcción y después empieza a explicar cómo hacer el santuario conocido como “Mishkán”.

El texto es muy detallado, no se privó ni de una coma, nos cuenta de medidas, formas, tipo de telas, etc., etc. Literalmente, D´s parece un decorador de interiores. Al parecer, D´s iba a convivir con nosotros en el Mishkán mientras estuviéramos en el desierto.

Acá viene la parte bien paisana: cuestionar, ¿por qué D´s nos ordena esta construcción? ¿Acaso D´s necesita altares? ¿Teníamos que hacer un santuario justo en medio del desierto? En medio de la nada misma, ¿por qué en este preciso momento? ¿Qué vio D´s ahí que no podía ser en otro lugar?

Si hay algo bello que tienen los textos es su invitación constante a dar vuelo y altura a nuestras interpretaciones. Animémonos, por un momento, a despegarnos de pensar y entender al Mishkán (santuario) como un lugar físico para rendir culto, para cambiar la mirada y entenderlo como la capacidad que reside en nosotros para rever y repensar la realidad. Pero ¿qué es lo real? ¿Acaso podemos ver algo diferente a lo real? ¿Podemos afirmar que existe lo real? ¿O será que cada uno de nosotros tiene su propia realidad?

Friedrich Nietzche supo decir: “No hay hechos sólo interpretaciones”. Nosotros ¿qué vemos en nuestro desierto, en nuestro día a día? ¿Vemos lo que hay o lo que queremos ver?

Nuestra realidad es lo que vemos y entendemos cada uno de nosotros. Para aquel pueblo del desierto, frente a un Mishkan, pudieron ver la posibilidad de cambiar ese paisaje seco por un oasis de espiritualidad, de ideas e ideales que ellos eligieron. Solo la diversidad y pluralidad de voces nos permite ver que una realidad no se imponga sobre la otra.

¡Shabat Shalom!
Wally Liebhaber

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

No legible? Cambiar texto. captcha txt

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!