Rab Ale Avruj en Córdoba: “Cómo llevar espiritualidad a la vida cotidiana”

 En Novedades

Nuestro Rab Ale Avruj visitó recientemente la Comunidad Judía de Córdoba, en donde compartió una charla abierta sobre espiritualidad y judaísmo.

Compartimos la hermosa nota que publicaron en el portal kehilacordoba.org

El rabino Ale Avruj pasó por Córdoba, y el jueves 22 de noviembre compartió una charla abierta para la comunidad, en el marco del encuentro mensual del grupo Sheasani Ishá. Fueron 2 horas intensas de estudio, y con su particular manera de enseñar -entre la pedagogía, el humor, y la transmisión de conocimientos- el invitado conquistó, una vez más, el afecto del público.

La temática de la jornada era “Cómo llevar espiritualidad a la vida cotidiana”, y desde un primer momento el rabino dejó en claro que el factor “tiempo” es el elemento trascendental para lograr este objetivo. El Shabat, la familia, la cercanía entre padres e hijos, fueron aristas de gran importancia durante la charla para la expresión de esta idea: “El Shabat es una creación humana para detener el tiempo, es un freno ideológico. Espiritualidad es Shabat, es atrapar el tiempo y saber qué haremos con ese tiempo (…) Espiritualidad es embellecer los tiempos y los vínculos”, expresó Avruj durante los minutos iniciales de la charla.

Luego, a través de fuentes judaicas, y más específicamente mediante fragmentos de la Torá con el relato de la vida de Itzjak, se desarrolló el segundo fragmento del encuentro. El punto central se basó en la historia de la bendición que Iaacov toma de Itzjak, haciéndose pasar por su hermano, y en la postura del padre respecto de sus hijos. Para explicar esto, el rabino expuso: “Tenemos diferentes maneras de comprender el personaje de Itzjak (…) siempre sabe que es Iaacov el que recibe la bendición, es el ciego, pero ve todo, le da la misma Brajá a cada uno de ellos (…) Descubrir a nuestros hijos en grandes momentos y reservar una brajá para cada uno, eso es espiritualidad, y eso sólo sucede cuando nos damos el tiempo para hacerlo“.

Así, con reflexiones profundas acerca del “tiempo”, se sucedieron esas horas que, paradójicamente, detuvieron también el tiempo para convertirlo en un bello momento de aprendizaje, complicidad, estudio y transmisión de valores judaicos.

¡Gracias Sheasani Ishá, por la organización de otra hermosa tarde compartida en comunidad!

Fuente: http://kehilacordoba.org/web2017/mucho-mas-que-una-cuestion-de-tiempo/

 

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

No legible? Cambiar texto. captcha txt

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!