Parashat Koraj – La estrategia del poder

 En Parashá, Parashá Números-Bamidbar

Demagogia es una estrategia utilizada para conseguir el poder político que consiste en apelar a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas del público para ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica, la desinformación, y la propaganda política.

La parashá comienza con una confrontación dramática. Koraj se reúne con Datan, Aviram, On y 250 líderes comunitarios, y lanza acusaciones contra Moisés y Aarón, argumentando que son solo ellos los que tienen un contacto directo con Dios, y que a raíz de eso se creen superiores:

¡Has ido demasiado lejos! Porque toda la comunidad es santa, todos ellos, y el Señor está entre ellos. ¿Por qué se elevan por encima de la congregación de Di-s? (Núm. 16: 3)

Su reclamo es demagogia clásica: Koraj miente, pero sus afirmaciones son difíciles de refutar; acusa a sus oponentes de sus propias intenciones secretas; apela al populismo, cuando en realidad lo impulsa su ego; distorsionando la verdad.

¿Cómo responde Mohé? Inicialmente trata de razonar con los rebeldes. Cuando eso falla, luego propone una prueba para revelar la verdad: cada miembro del grupo rebelde aparecerá ante Dios con una sartén, con incienso y fuego, y Dios revelará quién está actuando verdaderamente en nombre de Dios. Los rebeldes aparentemente están de acuerdo, pero anticipando el enfrentamiento, el apoyo para Koraj solo crece:

Esa noche entera [Koraj] fue a las tribus y las convenció. Él dijo: “¿tienes la impresión de que es solo por mí que me importa? ¡Me preocupo por todos ustedes! Estos [Moisés y Aarón] vienen y toman todas las posiciones de grandeza “… Hasta que todos fueron convencidos. (Rashi el 16:19).

Si Moisés es verdaderamente el siervo de Dios, y Koraj y sus seguidores están equivocados, entonces Dios hará que mueran en una muerte sobrenatural: la tierra se abrirá y los tragará. Dios reivindica a Moisés: el suelo se abre y traga viva a la multitud de Koraj, y el fuego divino consume a los 250 hombres con su incienso (16: 28-35).
¿No es esto lo que Moisés necesitaba?. Desafortunadamente, Dios no castiga solo a la facción rebelde. La gente ha creído en la narración de Koraj que Moisés y Aarón son los malos, “Toda la asamblea se quejó al día siguiente contra Moisés y Aarón, diciendo: ‘Tú has matado al pueblo de Adonai'”.

Una vez que la ira y el miedo irracionales se hacen eco, y a raíz de eso la fe en el liderazgo genuino cae, el proceso de recuperación es largo, exigiendo paciencia, fortaleza y liderazgo calmado y disciplinado. Allí es cuando comienza el verdadero trabajo. La parashá concluye con un capítulo completo que detalla los deberes de los levitas tratando de generar una recuperación sobre cómo se ve un liderazgo estructurado, centrado y auténtico. Recuperamos la noción de liderazgo como servicio, no como una búsqueda de poder, gloria o riqueza, y leemos sobre las cargas y no solo las recompensas del liderazgo.

Los demagogos crean un drama convincente, pero tenemos que entender que el liderazgo se encuentra en la carga cotidiana de las cargas. Al final, la parashá nos desafía a entender el problema como propio, no como algo externo a nosotros, y entonces así tratar de hacernos cargo del problema. Es tarea de cada uno, la de ser líderes positivos, dar el ejemplo en cada paso que damos en este mundo, para transformar los pensamientos, no en función de mis propios intereses, sino en pos de mejorar a las personas que nos rodean.

Shabat Shalom
Sem. Matias Bomse

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

No legible? Cambiar texto. captcha txt

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!