Parashat Trumá. Yo construyo, tu construyes, nosotros construimos

 En Parashá, Parashá Éxodo-Shemot

La parashá de la semana habla del pedido de Dios para la creación del santuario, para que así él pueda residir en él. Este Mishkán fue el templo móvil , fue transportado junto al pueblo, llegando con ellos hasta la tierra prometida. El texto dice: “Harán para mí un santuario, y yo residiré en ellos”, lo que nos hace preguntarnos por qué habla de un santuario, y de residir en ellos en plural. La frase correcta debería haber terminado en “y yo residiré en él”.  D”s reside en cada una de las personas que colaboran con la construcción de su templo.
¿Quién puede construir un santuario? ¿Hay personas designadas para la tarea? ¿Se necesita dinero? ¿Cómo se hace?

Construir un santuario no significa edificar, tampoco un lugar adicional, sino transformar un lugar común en especial. Nosotros otorgamos el valor y el respeto transformando lugares, textos, personas, miradas, en diferentes. Construimos. Todo el tiempo construimos. Cada vez que contestamos a nuestros padres o hijos construimos. Cada vez que enseñamos, cuando dejamos un mensaje en el otro, cuando ayudamos a quien lo necesita, cuando dejamos de lado nuestras preocupaciones para sumergirnos en la vida de los otros, construimos. Cuando nos enojamos y contestamos de mala forma, cuando dejamos de lado, cuando nos enfocamos solo en nosotros, cuando nos quedamos
de brazos cruzados, también construimos.

Construir un santuario está en tus manos y en las mías. Seguir construyendo esta hermosa comunidad está en las de todos. Podamos en este shabat de construcción, construir más que nunca y así lograr un verdadero lugar para Dios, y para nosotros.

Shabat Shalom
Brian Bruh

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

No legible? Cambiar texto. captcha txt

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!