¿Qué deberíamos saber acerca de nuestros genes? – Comunidad Amijai

¿Qué deberíamos saber acerca de nuestros genes?

 

Por Melina Klurfan, Consultora genética, recibida en la Universidad Hebrea de Jerusalem (Hadassah University Medical Center, Jerusalem, Israel), Directora de Fundación Ierushá.


 

Nadie puede garantizar el nacimiento de un niño sano ni la salud infinita, sin embargo a través de la evaluación genética, tenemos hoy la posibilidad de informarnos sobre nuestros genes, nuestros riesgos y tomar decisiones informadas.

Se utilizan muchos términos diferentes para definir una decisión informada; pero existe un  consenso general acerca de que debe tener dos características fundamentales: en primer lugar, basarse en información pertinente, de buena calidad, y en segundo lugar, que la elección resultante refleje los valores de la persona que toma las decisiones.

A partir de esta definición se infiere que sin conocimiento adecuado, ninguna decisión será informada. Por eso antes de decidir si optar o no  por nuevas tecnologías diagnósticas, cada persona debe informarse acerca de las mismas: para qué sirven, qué significa un resultado positivo/negativo, qué hará con la información, qué opciones de tratamiento tendrá, etc.

 

¿Cuáles son las enfermedades hereditarias frecuentes en judíos?

Existen ciertas enfermedades hereditarias que se manifiestan con mayor incidencia  en determinados grupos étnicos y/o demográficos que en la población general. Tal es el caso de la población Judeo-Ashkenazi (JA), cuyos antepasados vivieron en Europa Central u Oriental. La población JA es única en términos de su historia demográfica y arquitectura genética: incluye la emergencia de un número limitado de fundadores, expansión y contracción del tamaño de la población y una larga historia de casamientos dentro de la comunidad. Estas condiciones históricas y demográficas de comunidades muy pequeñas y aisladas reproductivamente de otras comunidades JA tienen consecuencias hasta el presente, y hacen que nuestro background (acervo) genético sea más homogéneo, comparado con el de la población general. Por ese motivo, hay varias enfermedades hereditarias consideradas ¨raras¨ por su baja incidencia en la población general, que ocurren con una particular alta incidencia entre la población JA.

Se estima que 1 de cada 5 judíos de origen Ashkenazí es portador de una mutación en un gen para una de las enfermedades recesivas conocidas como “enfermedades genéticas Judeo-Ashkenazí”.

 

¿Qué es una enfermedad genética?

El cuerpo humano está compuesto por células que son las estructuras más pequeñas capaces de actuar de manera autónoma. En el núcleo de cada célula se encuentra el material genético, el ADN. Simplificando, un gen es un segmento de ADN, que le dice al cuerpo cómo producir proteínas específicas. Hasta hoy, se conocen aproximadamente 30.000 genes. El ADN es una molécula muy larga. Si pudiera estirarse como un hilo, mediría alrededor de 2 metros. Por lo tanto, para organizarse dentro de cada una de nuestras células, el ADN se enrolla de una manera muy específica, formando los cromosomas.

Un cromosoma puede contener cientos o miles de genes. Cada célula posee 46 cromosomas. 23 heredados del padre y 23 de la madre. Por lo tanto, de todos los genes poseemos dos copias.

Una enfermedad genética (hereditaria) es aquella causada por alteraciones en la información genética (ADN).Estas alteraciones son llamadas mutaciones.

 

¿Cómo se heredan las enfermedades?

Si bien existen distintos patrones de herencia genética, nos focalizaremos en la herencia dominante y la recesiva. Como hemos dicho, tenemos dos copias de cada gen. Una enfermedad dominante es causada cuando al menos 1 de los dos genes presenta una alteración. Esto quiere decir que si tiene una sola mutación, es suficiente para manifestar la enfermedad.  En cambio, en el caso de enfermedades recesivas, la presencia de una mutación en solo una de las dos copias del gen, no es suficiente para que la enfermedad se manifieste. Es necesario que las dos copias de un mismo gen estén afectadas para que la persona manifieste la enfermedad.

Al observar los árboles genealógicos de enfermedades dominantes, se observan personas enfermas en todas las generaciones y las familias son conscientes de que cierta enfermedad ocurre dentro de la familia.

Sin embargo, al observar los árboles genalógicos de enfermedades recesivas, puede darse el caso de un niño enfermo,  sin antecedentes familiares en muchas generaciones. Es por esto que saber si una persona es portadora de una enfermedad reccesiva es tan importante.

 

¿Qué significa ser portador de una mutación recesiva?

Un portador es aquella persona que tiene una copia de un gen con una mutación y la otra copia normal.  No presenta manifestaciones clínicas de la enfermedad, pero  se encuentra en riesgo de transmitir la mutación a su descendencia. Si ambos integrantes de la pareja son portadores, en cada embarazo existe un 25% de probabilidad de que ambos transmitan la mutación. En ese caso su hijo manifestará la enfermedad.

Enfermedades como Tay Sachs, Fibrosis Quística y Gaucher son ejemplos de enfermedades recesivas.

La predisposición al cáncer de mama, por el contrario, se hereda de manera dominante.

 

¿Tengo probabilidades de ser portador aunque no tenga ningún familiar con alguna de las enfermedades Judío-Ashkenazi?

Si. Las mutaciones para las enfermedades JA pueden heredarse en la familia a partir de un solo progenitor y pasar inadvertidas. Esto es así porque para que se manifieste la enfermedad se requiere que las dos copias (materna y paterna) de un mismo gen presenten mutaciones. Sólo si ambos progenitores son portadores de mutaciones en un mismo gen, existe la probabilidad de que el niño herede ambos genes alterados y manifieste la enfermedad, dando a conocer el estado portador de sus progenitores.

 

¿Cuáles son las enfermedades?

Existen más de 20 enfermedades hereditarias que ocurren con mayor frecuencia en la población JA que en el resto de grupos étnicos y que se testean bajo el nombre “Panel Judeo-Ashkenazi”. La enfermedad de Gaucher, es la más frecuente: 1 de cada 10 Judíos de origen Ashkenazi es portador. 1 de cada 25 JA es portador de Fibrosis Quística; 1 en 27 de Tay-Sachs,  1 en 30 de Disautonomía familiar; 1 en 60 Canavan; 1 en 90 Niemann-Pick Tipo A; 1 en 90 Anemia de Fanconi tipo C; 1en 90 Bloom; 1 en 90 Deficiencia de Alfa 1-antitripsina; 1 en 92 Joubert; 1 en 100  Mucolipidosis Tipo IV; 1 en 100; Usher 1 en 100 Glucogenosis Tipo I; 1 en 108 Miopatía Nemalinica; 1 en 113 Leucinosis, etc.

Fuera de la enfermedad de Gaucher, para la cual existe un tratamiento exitoso, estas enfermedades son graves y muchas causan la mortalidad infantil. La enfermedad de Tay-Sachs, por ejemplo, es 10 veces más frecuente en judíos de origen Ashkenazi. Sin embargo, en Estados Unidos e Israel, los programas de detección sistemática de portadores, implementados en el seno de las comunidades judías, han logrado reducir la incidencia de esta enfermedad en más de un 90%. Centros dedicados a los cuidados paliativos de la enfermedad de Tay Sach hoy son escuelas.

 

¿Qué pasa si soy portador?

Si una persona resulta ser portador de una mutación recesiva, en cada embarazo existe una probabilidad de un 50% de transmitir el gen defectuoso. Sin embargo no es suficiente para que su hijo manifieste la enfermedad. Ambos miembros de la pareja deben ser portadores de una mutación en el mismo gen para que su hijo manifieste la enfermedad.

 

¿Qué pasa si los dos integrantes de la pareja son portadores?

Si ambos integrantes de la pareja son portadores de una mutación para la misma enfermedad, en cada embarazo existe una probabilidad de un 25% que su hijo herede las dos mutaciones y manifieste la enfermedad, un 50% que su hijo herede solo un gen mutado (ya sea de la madre o del padre) y sea portador, y un 25% que no herede mutaciones para ese gen, por lo cual no será portador ni manifestará la enfermedad.

Se estima que aproximadamente 1 de cada 5 personas de origen Ashkenazi es portadora de al menos una de dichas mutaciones. Es importante que cada miembro de la población JA conozca si es portador de una mutación para una de estas enfermedades.

 

¿Cuáles son los criterios para realizar exámenes genéticos?

Los criterios para realizar los exámenes de screening (tamizaje) genéticos en Israel se basan en la frecuencia de las enfermedades, en el índice de detección, en la severidad de la enfermedad y la posibilidad de tratamiento. Existe otra categoría de enfermedades hereditarias para las cuales los exámenes genéticos están disponibles, aunque no recomendados para toda la población por el Departamento de Genética Comunitaria del Ministerio de Salud de Israel.

Además de las enfermedades mencionadas, se conocen otras mutaciones frecuentes en Ashkenazi, entre ellas, mutaciones que causan el cáncer de mama, ovario y colon. Por lo tanto la información genética no solo concierne a la planificación familiar sino también a la prevención y/o detección precoz de enfermedades devastadoras como el cáncer.

 

¿Cómo puedo saber si estoy en riesgo de una enfermedad genética?

A través de análisis genéticos, mediante una simple muestra de saliva o extracción de sangre.

 

¿Debería una persona ser evaluada si su pareja no es Ashkenazi o no es judía?

Se recomienda la evaluación genética si al menos un miembro de la pareja es JA por parte de uno de sus 4 abuelos porque muchas de las enfermedades pueden ocurrir también en la población no judía, aunque con frecuencias muy inferiores. En tal situación, la recomendación es evaluar a la persona de origen JA en primer término y luego evaluar al compañero sólo si la primera persona resulta ser portador.

 

¿Qué pasa si soy Sefaradí?

En un principio el término Sefaradí, se refería a judíos descendientes de España y Portugal. Sin embargo hoy incluye a judíos descendientes de Irán, Irak, Siria, Líbano, Marruecos, etc. Los judíos sefardíes tienen riesgos diferentes a los de la población Ashkenazi y las enfermedades específicas para las que tienen un mayor riesgo, que la población general, dependen del país de origen. Muchos de estos desórdenes son leves y tratables. Esto no quiere decir que no puedan portar una mutación para las enfermedades Ashkenazíes, sino que la probabilidad de ser portadores es similar a la de la población no Judía.

 

¿Cuál es el mejor momento para ser evaluado?

Si hablamos de una pareja que está pensando en ampliar la familia, el screening es más valioso antes del embarazo (preconcepcional) tanto por motivos clínicos como psicológicos. La evaluación precoz provee el mayor número de opciones reproductivas si la persona o la pareja resulta ser portadora. Sin embargo, numerosas parejas acceden a la evaluación genética durante el embarazo, ya que es en ese momento cuando advierten su importancia.

De todas maneras, conocer el estado portador es relevante a lo largo de toda la vida. Si una persona que ya tuvo hijos y nietos se testea y resulta ser portadora, puede alertar a toda su familia y prevenir así la manifestación de este grupo de enfermedades.

Resulta de particular importancia saber si uno es portador de la enfermedad de Gaucher ya que muchas veces esta enfermedad puede manifestarse de manera leve: anemia, bazo ampliado, dolor óseo y bajo recuento plaquetario y existe un tratamiento para la misma.

Toda persona que sea evaluada debe contar con asesoramiento genético apropiado para ser informado en profundidad de modo de entender el por qué y para qué de la evaluación y las implicancias de un resultado positivo o negativo.

IERUSHÁ es una ONG dedicada a la difusión y prevención de enfermedades genéticas que afectan con mayor frecuencia a la población judía. Brinda un servicio gratuito de asesoramiento genético cuyo objetivo principal es informar, aclarar las dudas e inquietudes y ayudar a comprender los beneficios, limitaciones y riesgos de los estudios genéticos. A su vez, ofrece el screening genético gratuito para 10 enfermedades recesivas.

 

Tomá la decisión que creas adecuada pero asegúrate de que la misma sea informada.

 

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!