Haftará MAJAR JODESH – SHMUEL 20:18 – 20:42

 

Esta es una Haftará especial por la proximidad del inicio de un nuevo mes. Majar Jodesh significa: Mañana empieza el mes. El calendario judío tiene una manera diferente de contar el tiempo a diferencia de otros calendarios, nuestros meses se basan en la posición de la luna y no en la posición de la tierra respecto al sol.

Los meses comienzan con la luna nueva, cuando la luna está oscura, y casi todos los Jagim caen a mediados del mes con la luna llena de luz iluminando las noches con todo su esplendor. Al igual que la luna, que tiene una etapa oscura y desde allí empieza a crecer y a iluminarse cada vez más, a nosotros también nos pasa que tenemos momentos donde vemos todo más oscuro, pero es allí cuando se empieza a gestar el crecimiento.

En esta Haftará un joven David, después de su gran momento cuando venció a Goliat y los Filisteos, pasa por uno de los momentos más difíciles de su vida; El Rey Saúl lo celaba y lo quería muerto y planifica matarlo en la oscuridad de la luna nueva durante la cena por inicio del mes.

Fue entonces cuando apareció su gran amigo Jonatan, hijo del Rey Saúl, y juntos planearon la manera de sortear toda la oscuridad que tenían adelante. Jonatan le pidió a David que faltara a la cena y de esta manera logró escaparse mientras Jonatan lo cubrió ante su padre, el Rey Saúl, y discutió con él, arriesgando su propia vida por la de su gran amigo.

Majar Jodesh nos dice que en los momentos de oscuridad, tenemos que saber que al igual que la luna, tenemos que buscar ese pequeño destello de luz que va a aparecer para volvernos a alumbrar. Cuando la luna termina de reflejar el último rayo de luz y se oscurece completamente, es cuando empieza nuevamente a crecer para volverse a iluminar.

En los momentos de oscuridad tenemos que tener la fuerza y la confianza que tuvo el Rey David para atravesar la oscuridad, de la misma manera que lo hace la luna, pero por sobre todo la humildad para poder ver que no estamos solos en la oscuridad, sino acompañados de mucha gente, amigos y familia, que nos quiere ayudar a iluminarnos el camino.

Empecemos este nuevo mes, como lo hizo nuestro gran Rey David y su gran amigo Jonatan, abrazados a nuestros seres queridos y con la confianza de que de esta manera vamos a recibir cada vez más luz.

Shabat Shalom y Jodesh Tov
Fabián Holcman

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!