Parashat Itró. Volver a ser Uno.  – Comunidad Amijai

Parashat Itró. Volver a ser Uno. 

 

Al comienzo de la porción de la Torá de esta semana, encontramos a los israelitas en un momento difícil. Se habían comenzado a rebelar contra su líder cuando el agua escaseaba, perdiendo la fe en él y en el Dios que los sacó de Egipto. El problema más grande: no pueden tomar decisiones por sí mismos ni hacer frente a su libertad. Todos y cada uno se vieron a sí mismos como solos contra el mundo, incluido Moshé

Así es que el suegro de MoshéItró, reúne a la familia y le da un buen consejo a su yerno. En lugar de que él solo maneje todas las disputas del pueblo por sí mismo, le sugiere que designe jefes y establezca una jerarquía de otros que puedan ayudar a tomar las decisiones, otorgar poder a la gente, confiar en ellos. “Mostrales que vos no sos el único conducto hacia Dios, sino que ellos mismos también pueden buscar a Dios”.

En el capítulo siguiente, el pueblo de Israel se encuentra unido y actúa como uno solo. Los israelitas, que una vez se vieron a sí mismos solo como una colección de individuos, de repente aprenden a ser una comunidad. En Éxodo 19:2  el texto nos dice dos veces que los israelitas acampan. La primera vez el texto lo expone en plural: וַֽיַּחֲנ֖וּ בַּמִּדְבָּ֑ר, “ellos acamparon en el desierto”.  La segunda vez es diferente; el plural se hace singular:  וַיִּֽחַן־שָׁ֥ם יִשְׂרָאֵ֖ל  Israel acampó”.

Cuando Israel es finalmente uno, sucede algo que nunca antes había sucedido. Di-s decide aparecerse ante todos los Hijos de IsraelLa montaña, el tiempo, no tienen importancia, lo transcendental no es dónde están físicamente, sino dónde se encuentran espiritualmente.

Esta conexión colectiva de amor y espiritualidad es precisamente lo que la Torá busca describir en la parashá leída en este Shabat.  Para que se encuentren con su Dios que es Uno, las personas deben convertirse en uno ellos mismos.

Lo que surge de ese increíble momento de encuentro colectivo entre el pueblo y Dios es la Torá, los Diez Mandamientos: La noción de que debemos honrar a nuestro padre y nuestra madre; cuidar el Shabat; no asesinar, robar o codiciar. Cada una de estas leyes se basa en el mismo fundamento de que la santidad se encuentra al amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. 

Busquemos hacer nuestro camino de regreso a ese asombroso encuentro que nuestro pueblo compartió con Dios, para entonces esforzarnos en alcanzar la unión entre nuestro pueblo hoy, el cual necesita de todos nosotros, para volver a ser Uno solo. 

¡Shabat Shalom!

Mati Bomse

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!