Parashat Jaié Sará. La luz volvió a brillar.

 

La Parashá de esta semana nos habla sobre el final de la vida de Sará, y de la forma en que Abraham responde a esto, ocupándose de conseguir un espacio para su entierro y a la vez de conseguirle una mujer a su hijo Itzjak,
asegurándose la continuidad de su familia.
Rivka es traída desde las tierras de donde había venido Abraham por encargo de su mayordomo, Eliezer, el texto dice:
“Itzjak la condujo hacia la tienda de Sará, su madre. Desposó a Rivka y ella fue esposa para él, y él la amó”(Bereshit 24:67).
Cuenta el midrash que en la vida de Sará había una nube sobre su tienda y cuando ella muere la nube desaparece. Sin embargo, cuando Itzjak desposa a Rivka, esta nube volvió. Mientras Sará vivía, la luz de las velas estaba en cada shabat, y cuando llega Rivka, la luz volvió a brillar.

“Dor ba vedor holej” – “Una generación viene y otra se va” dice Kohelet (Kohelet 1:4).

La continuidad de la tradición está en nuestras manos, al igual que estuvo en las de Abraham. La enseñanza y la transmisión del día a día es la que asegura la continuidad de la tradición. A veces creemos que la vida de las personas termina en el momento en donde dejan de estar físicamente, sin embargo la parashá de la semana nos muestra lo contrario desde un nuevo punto de vista. El legado de Sará queda en manos de su nuera, Rivka, quien se convertirá en la segunda matriarca de Israel. Cada vez que mencionamos a Sará en cualquiera de nuestras Tfilot estamos recordándola, y mientras el recuerdo permanece, la persona también.
La luz de Sará deja de brillar, pero solo para que el brillo de Rivka empiece a brillar más fuerte. Cuando sufrimos una pérdida no debemos olvidar que está en nuestras manos mantener en vida el recuerdo transformándolo en legado
y así que esa pérdida esté presente en cada día.
Algunas luces dejan de brillar, y esa es la invitación a que busques y generes tu propia luz y así puedas ayudar a los tuyos a encontrar la propia.
Deseo, de corazón, podamos en esta semana comenzar a brillar para así poder iluminar el mundo con valores, y el deseo de estar mejor.

Shabat Shalom
Brian Bruh

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!