Simjat Torá en Amijai

 

Una etapa concluye, el deber cumplido, la satisfacción de habernos esforzado y haber aprendido cada uno “algo” de la lectura de la Torá. Pero encierra tantos secretos, tantas maravillas, tantas enseñanzas, que una vida entera no alcanza para comprenderla toda. Por eso ni bien se termina, se vuelve a empezar. Lo marcamos en el tiempo y en nuestras vivencias con oraciones, con cánticos, con la celebración de ser el pueblo que sigue fiel a sus aprendizajes adaptándolos a cada momento de la vida en cada generación. Bailamos de contentos por nuestra más hermosa posesión, bailamos con nuestra Torá en nuestros brazos, y también en nuestra Alma.

Alguien se lleva el honor de haber completado una lectura, Enrique Faiman esta vez tuvo el privilegio de ser Jatán Torá, por su actitud y colaboración en momentos que lo requerían. Alguien inmediatamente toma la posta de volver a cumplir un nuevo ciclo: Esmeralda Azulay de Glazman, el Alma Mater del grupo Alma Mujeres de Amijai, es Kalat Bereshit, es quien tiene ahora el honor de seguir cumpliendo y haciendo cumplir una tradición milenaria que nos guía y nos contiene.

Todos sentimos una profunda emoción, nos sentimos parte fundamental de un legado de orden, comprensión de nuestra condición humana, y compromiso con el crecimiento, la evolución y la excelencia. Guiados por nuestro querido Rab Ale Avruj, vamos viviendo cada momento de nuestro luaj con respeto y con Amor.

María Cristina Lunic
Integrante de Alma | Mujeres Amijai

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!