Haftará Rosh Jodesh – Ieshaihahu 66: 1-24

 

Queridos Javerim/ot,

Durante la época bíblica, el día de Rosh Jodesh (cabeza de Mes o Mes Nuevo -Novilunio-) además del Korbán Hatamid (siempre), sacrificio diario (a la mañana y a la tarde) que revestía carácter festivo (Númeroa 28: 9-15), se agregaba un Korbán  Musaf tal como ocurría en Shabat y en  los  Iamim Tovim (días Festivos).

La Tefilá de Musaf reemplaza al Korbán del mismo nombre (sacrificio agregado). Esta Haftará, que habla de la renovación del Pacto de Hashem con el remanente del Pueblo de Israel que seguía en los caminos de las Leyes y preceptos  por Él dictados, está relacionada con la Parashá  Noah, en la cual ya habían sido decretadas 7 leyes universales y luego  se establecieron otras nuevas muy necesarias por el alto grado de perversión y de expoliación del uno poderoso hacia el otro más débil y necesitado de ayuda, manifestado no solo en los seres humanos, sino también en los animales,  corrompiendo y ensangrentando toda la tierra. Luego del diluvio (mabul), D´os estableció un pacto de que no volvería a abrir todas las compuertas de las aguas para inundar la Tierra, y el arco iris lo recordaría. Los tres hijos  de Noah: Shem, Ham y Iafét lo atestiguarían con su correcto comportamiento, pero el único que lo demostró fue Shem, de quien desciende el Pueblo Hebreo y a quien se le entregaron las Tablas de la Ley (El Decálogo o Lujot Habrit) en el Monte Sinai, luego de la salida de la esclavitud de Egipto (Mitsraim), pues siendo libres podrían ser responsables por sus actos, elegir el bien y la vida, como el mandato de la Torá lo resalta.

Noah había sido considerado Justo en su generación, por eso fue elegido por Adon´i para construir la enorme Arca (teivá), la cual le llevó mas de 100 años de construcción para alertar a las poblaciones de que debían modificar su conducta o serían arrasados por las aguas. Pero la gente era indiferente a esta orden y seguía en el camino incorrecto. Noah llevó en el arca a su familia, a 2 parejas de animales impuros de distintas especies, y a 7 parejas de animales puros diferentes, para hacer los sacrificios sobre el altar según tenía indicado, para cumplir con los korbanot de elevación (olá), de culpa (jatat) y (Asan) y de paz (shelamim),  en reemplazo de los sacrificios humanos que los pueblos idólatras ofrecían a sus Dioses (de madera o metales) pensando que estos ídolos inertes les entregarían más poder y enormes fortunas. Adon´i quería que se renovaran todos los habitantes de la tierra y formaran un mundo mejor, con tolerancia y armonía. Por eso el Estado y el Pueblo de Israel muestran al Universo sus deseos pacíficos mediante sus progresos, su avance en ciencia y tecnología, desarrollando su gran potencial en todos los campos y permitiendo con ellos el bienestar para toda la Humanidad.

 

ShabatShalom

ANITA (Ana Berlinerblau)

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!