Que este año sea el tuyo

 

Que este año sea el tuyo.
Y que puedas demostrártelo especialmente a vos, al saber que el año no empieza en una noche, ni en una cena, ni con un numero de un día en la agenda.
El año comienza cuando decidís interiormente que el tiempo sea tuyo.
Que nazca en vos, aprovechar cada instante.
Para eso sonreíle a cada amanecer, y saboreá cada atardecer.
revisa tus prioridades, e invertí en lo que en verdad te da plenitud.
Decí más seguido gracias y buen día, para que las sonrisas espontáneas sean tu siembra.
No des más nada por sentado, ni la salud del cuerpo, ni la amistad, ni la voluntad,
Y celebrá los dones y las bendiciones que te regalan desde el cielo.
Perdoná a los demás desde el alma, esas cosas que te perdonás a vos mismo.
Buceá en tu historia, sentite abrazado por tus raíces, y acariciá tus frutos.
Enamorate fuerte, sentí más profundo, y soñá más alto.
Llora y emocionate, reí y elevate. Bailá debajo de la lluvia, y decile te amo a los ojos debajo de la luna.
Respetá para que te respeten, y amá bien, para que te amen bien.
Este año tiene que ser el tuyo.
Recordá que una decisión no tomada es una enorme decisión.
Que la fragancia de Dios la encontrás solo si te disponés a abrir el alma.
Que no todo lo que ves es lo que es, y que si escuchás con atención vas a sentir el susurro de un ángel a tus espaldas cada vez que tropieces, diciéndote: ahora… ¡crecé!
Buscá tus pausas, tus refugios, tus tiempos, y transformalos en un tiempo dentro del tiempo.
Abrazate a la armonía, sabé que la experiencia nace en el fracaso y la sabiduría en la pérdida.
Descubrí que coraje no es no tener miedo, sino animarse a enfrentarlo.
Recordá siempre la mirada de tus abuelos, la caricia de tus padres, el milagro inexplicable de lo que sentís por tus hijos, y el rostro de ese amor que hizo que tu corazón hable más fuerte que la razón.
Que este año te traiga iluminación espiritual, y belleza emocional.
Que este año sientas que sos vos el arquitecto de tus propios destinos.
Que los siglos y los cielos te regalen todas sus bendiciones.
Que te sientas cuidado, mimada, querido, amada.
Que Ds te entregue todo lo que pidas, lo que necesites, y lo que realmente merezcas.
Y que te regale lo más hermoso y sagrado que él sabe dar que es su paz.

Rab Ale Avruj

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!