Haftará Shajarit Iom Kipur – Isaías 57:14-58:16

 

Quizás lo más impactante de esta Haftará es darnos cuenta cómo es D’s mismo el que nos da el ejemplo de aquello que espera de nosotros, ya que él nos enseña cómo hacer teshuvá, cómo pensar en nuestras actitudes hacia el prójimo, cómo modificarlas, cómo en Él mismo está la idea de poder cambiar, mejorar y superarse.

Es D’s en este momento tan especial  quien  nos dice que se “abran los caminos para Su pueblo, que acompaña al hombre humillado de espíritu y que desea reavivar el corazón de los deprimidos.”

El que piensa en que no debe pleitear eternamente ni enfurecerse, ni por eso ocultar Su presencia, porque se hace responsable de las almas que Él ha creado.

Escribo esto y me parece que contiene un cierto grado de irreverencia, ¿D’s da el ejemplo?

Nos habla a través de nuestro profeta de crear palabras nuevas: “ Paz, paz al lejano y al cercano…ha dicho A’d, y Yo lo habré de sanar.”

D’s, a través de Isaías, acepta nuestro pedido de perdón aunque esto no existe para los impíos que no escuchan sus preceptos. Sin embargo descubre en Su pueblo un deseo de superación y la demanda de leyes justas.
“No ayunéis en este día para hacer oír vuestra voz en lo alto… ¿Acaso a esto has de llamar ayuno y día grato para A’d?Ciertamente este es el ayuno que habrás de elegir:
Destrabar las ligaduras de la maldad, desanudar las coyundas del yugo, enviar a los que se encuentran  quebrantados, libres, y todo yugo habréis de desligar.
Ciertamente partir para el hambriento tu pan, y a pobres gimientes habrás de traer a tu casa.
Cuando hayas de ver al desnudo habrás de cubrirlo….”

Recién entonces va a irrumpir la aurora de A’d, y como nos dice el profeta, D’s dirá “Hineni…”

Rabí Akiva en relación a estas palabras nos habla de que proclaman el acceso directo a D’s y repudian cualquier idea de un mediador. En este momento estamos ante D’s con la sola ofrenda de nuestro comportamiento, de nuestros actos. El día de Kipur anula las faltas que comete el hombre contra D’s y no las cometidas contra sus semejantes. Éstas solo serán perdonadas cuando reparemos el perjuicio que causamos y hayamos pedido perdón por las ofensas.

Este Iom Kipur es Shabat, lo que nos lleva a las palabras del final de nuestra Haftará donde se nos recuerda que solo observando el día consagrado a A’d seremos nutridos de la heredad de Iaacov. Por esto el Shabat es lo que primero se observa, habitualmente en la mañana de Kipur leemos 6 aliot, pero como es Shabat leeremos 7.

Nos dicen nuestros sabios de bendita memoria z’l, están abiertas las puertas del Eterno, por ella entrarán los justos sin distinción de raza o credo.

Que las palabras de esta Haftará que son extraordinarias porque proclaman el acceso directo a D’s tengan lugar en nuestros corazones y de esta manera podamos hacer para nosotros y nuestros semejantes un mundo más justo y más benévolo.

Shabat Shalom uMeboraj
Shaná Tová uMetuká
Gmar Jatimá Tová

Norma Dembo

 

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!