Haftará Shoftim – Ishaiahu 51:12 – 52:12 Maratón

 

Están de moda las “maratones” de capítulos de una serie o de las versiones 1,2,3, etcétera de películas, todo en una tarde/noche.

El Pueblo Judío fue precursor en esta creatividad, como en tantas otras cosas,  y un buen  ejemplo podría ser la “serie” de siete haftarot de consuelo extraídas del Libro del Profeta Ishaiahu, de las cuales Shoftim es la cuarta. Los Sabios de Bendita Memoria las ordenaron de tal modo para que sean leídas en las sinagogas una por semana entre Tishá BeAv y Rosh Hashaná, pero creo que nada impediría que un grupo  de estudiosos de Torá se proponga completar  la “maratón de Ishaiahu” con sus correspondientes comentarios. Por favor, ¡no tomar esta reflexión como sugerencia o proyecto!

Esta haftará no solo consuela al pueblo humillado y exiliado sino que predica el fin de las angustias que sobrevinieron sobre Jerusalem,  la destrucción del Templo y sobre todo el Pueblo de Israel, que resurgirán después del terrible exilio, agregando a sus poéticas metáforas el concepto de  “gueulah schlemah”, redención total,  para el pueblo pecador.

Comienza la prédica   poniendo en claro quién es el que habla: no es Ishaiahu  un simple humano, es Adonai el que lleva el consuelo al pueblo porque la transgresión consistió  justamente en respetar y temer más a los opresores asirios que a Hashem, tal como lo explica el Rabino Mordejai Edery Z/L en el Jumash.

Después encontramos palabras y frases que nuestra liturgia y los poetas populares han tomado para su propio uso: “hitoreri hitoreri”  “uri, uri”  (despierta despierta) clama el Profeta a la cautiva y destruida Jerusalem, “sacúdete del polvo, levántate….de balde  fuisteis vendidos y no por plata sereis redimidos   pues así ha dicho Adonai Elohim”.

Sereis redimidos (podríamos  decir  SEREMOS REDIMIDOS trasladando a Ishaiahu a nuestros días) redimidos no por plata sino con la   TESHUVÁ que es el retorno a D”s con sinceridad y el fiel cumplimiento de las mitzvot. Así nos deja planteada este Profeta la esperanza, yo diría más que esperanza, la  CONVICCIÓN de la Gueulah Schlemah (redención total):…”ha descubierto Adonai el brazo de Su Santidad, a ojos de todas las gentes, y verán todos los confines de la tierra la salvación de nuestro D”s”.

Shabat shalom
Enrique Dardik

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!