Haftará para Rosh Jodesh – Iheshaiahu 66:1 – 66.24

 

Queridos Javerim/ot

Este Rosh jodesh, en la Torá y en el pueblo hebreo, esta haftará ha sido muy importante pues cae en el Shabat posterior a la parashá “Shelá Lejá”. En la misma se expresa que de los 12 jefes (Nissim) que habían ido a explorar la Tierra antes de conquistarla (pues D´os la había prometido a los Patriarcas de Israel: Abraham, Itsjak y Iaacov y a su descendencia), solo 2 de los exploradores trajeron un informe positivo, además de una pértiga enorme llena de racimos de uva y otros frutos de Eshkol: Iheoshúa y Calev, quienes estaban llenos de esperanza para conquistar La Tierra. Los otros 10 jefes dijeron cosas negativas pues temían perder su posición y  prestigio en un nuevo lugar. Por su falta de Fe en Adon´i y en sí mismos fueron obligados a caminar en el desierto peligroso y ardiente por 40 años, y de esa generación de hombres únicamente entraron a la tierra Iheoshúa y Calev.

Rosh jodesh significa nuevo mes o renovación, cuando es factible rectificar el rumbo renovando las acciones que han dado malos resultados por falta de fe, transformándolas en buenas y esperanzadoras, dándole un sentido positivo a las equivocaciones. El Profeta Iheshaiahu manifiesta en la haftará, en el cap. 66:10 “Alegraos con Iherushalaim y regocijaos en ella todos los que la amáis, gozad con ella, gozo todos los que os enlutáis por Ella”.  En el versic. 12 “Pues así ha dicho Adon´i: He aquí que yo voy a dirigir hacia ella cual río, la Paz, y cual torrente impetuoso, La Gloria de las Naciones”. En el versíc. 23 dice “Y ocurrirá que en cada Novilunio y en cada día de Shabat vendrá toda creatura (alusión a los demás pueblos) para prosternarse ante Mí. Ha dicho Adon´i”.

Rosh Jodesh y Shabat tienen bastante en común, son días de fiesta para sentirse alegres y a la vez de reflexión para el comportamiento hacia nosotros mismos,  nuestra familia, nuestro prójimo y hacia nuestra comunidad, con comprensión, contención, solidaridad y, como en Shabat y Rosh Jodesh que podamos celebrar nuestra continuidad, otorgando el ejemplo de renovación de ideas, concepciones y acciones para el desarrollo constante del  judaísmo en la diáspora y en  el  Pueblo de nuestros hermanos; en la gloriosa Tierra de Israel.

¡Shabat Shalom!
Cariños,
Anita (Ana Berlinerblau)

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!