Parashat Tazria-Metzora. La palabra que arrasa los montes

 

Los sabios nos llaman a leer esta Parashá en el mensaje del poder de la palabra.
Dice el Libro de los Proverbios (18:21):
“Mavet vejaim beiad halashon”; “La vida y la muerte están en manos de la lengua”.
El Lashón Hará, la lengua del mal.
El peor arma que poseemos está en nuestros labios.
Pero no solo la lengua del mal.
El Talmud en el Tratado de Jaguiga 4 nos enseña:
“Incluso una conversación simple entre un hombre y su mujer se le es
computada en el futuro en el Tribunal Celestial”.
¿Acaso es tan así? ¿Una palabra simple, es tomada con tanto peso?
¿No solo se nos evalúa por los labios que lastiman o hieren con violencia,
sino hasta por cualquiera de las cosas que salen de nuestros labios?
Los sabios del Talmud responden con una cita del profeta Amos (4:13):
“Porque he aquí, el que forma los montes, y crea el viento, y anuncia al hombre
su pensamiento… Adonai Dios de los ejércitos es su nombre”.
Puede parecer que una simple palabra no tiene peso, que no es nada en sí misma.
El profeta explica que así como Dios “forma los montes”, enormes, fuertes
poderosos, también “crea el viento”, que no se ve, que pareciera que no tiene
ningún valor.
Y de todas formas, el viento erosiona y desgasta las piedras más fuertes.
Y eso es lo que le “anuncia al hombre en su pensamiento”:
El poder que tiene su palabra. El viento de su voz.
El tono. El volumen. El contenido. El silencio. El grito. La forma.
Puede parecer que una simple palabra no es nada.
Pero podés destruir con ella cualquier monte.
“Mavet vejaim beiad halashon”; “La vida y la muerte están en manos de la lengua”.

Shabat Shalom uMevoraj.
Este Shabat comencemos a decirnos palabras en modo de Paz y de Bendición.
El contenido y las formas cuentan.

Rab Ale Avruj

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!