Parashat Mishpatim ¿Dónde estamos?

 

“Entonces le dijo Adonai a Moisés: Sube a Mí al monte, y estate allí, y te daré las tablas de piedra…” (Éxodo 24:12)

Dios se manifiesta en Sinaí. Ya nada será igual.
La Voz que dice los 10 Mandamientos en la Parashá pasada, continúa en esta sección con un mundo de leyes acerca de la relación entre el hombre y los hombres.

Y en el final, la Voz llama a Moisés para que suba al monte a recibir las tablas.

Lo que resulta difícil de entender es, si Moisés va a subir al monte, no hay dudas de que estará allí. En el monte.
¿Para qué insiste el llamado en decirle “…y estate allí…”?

El Rebe Menajem Mendl de Kotzk enseña que de aquí comprendemos que uno puede esforzarse y trabajar por subir a la cima, a la cima que cada uno considere una cima, incluso puede llegar a alcanzar ese lugar, y así y todo…no estar allí.
Se puede estar parado en el monte, pero con la mente viajando por algún otro lugar.
Lo importante no es subir, sino estar.
De manera total, plena.
Estar completamente presentes en espíritu, con la mente y los sentidos abiertos a la experiencia que estás viviendo y sintiendo en ese instante.

Uno puede estar allá arriba, y que todos lo vean, allí, en un monte.
Y nunca haber subido siquiera.

Se puede estar sentado a la misma mesa y nunca haber comido juntos.
Se puede estar rezando con el libro de oraciones en la mano y nunca haber llegado a hacer una plegaria.
Se puede decir y hasta hacer de cuenta que uno ama, y no aprovechar hasta la última gota de amor que el alma puede disfrutar.

Esta semana que nace, el triunfo espiritual será estar allí. En los lugares del espíritu.
Y escuchar la Voz. La interior. Que nos llama a estar.
Donde nos esperan, nos buscan, nos necesitan.
Donde podemos ser nosotros de manera total.

¡Shabat Shalom!
Rab Ale Avruj

Escribinos

¿Tenés dudas, preguntas, aportes o sugerencias? ¡Escribinos aquí!

¡ESCRIBÍ AQUÍ LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y APRETÁ ENTER!